Judías Verdes Con Patatas Receta Simple Verduras

Para finalizar, emplatamos todo, poniendo el ajo por encima de las judías y las patatas, lo regamos con un chorrito de aceite de oliva y, si nos atrae, con un chorritín de vinagre y lo llevamos a la mesa. Se trata de una receta que acepta muchas variaciones y en la que puedes jugar con los elementos y proporciones a tu forma o en función de lo que poseas en la nevera. En lugar de huevo duro, puedes servirlas con un huevo poché o frito para que al romperlo la yema realice de salsa. El almacenaje o ingreso técnico es requisito para la finalidad lícita de guardar opciones no solicitadas por el abonado o usuario.

El tiempo de cocción va a depender de si nos gustan mucho más al dente o blanditas, pero comunmente alrededor de los 20 minutos. En una olla se pocha la cebolla cortada fina en un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada se le añade el jamón y se sofríe un rato todo junto. Se agregan las judias verdes bien escurridas y se rehoga todo junto. En una olla con un poco de aceite de oliva sofreímos la cebolla y el ajo.

Removemos, corregimos de sal, cocinamos todo junto durante 5 minutos y ahora tenemos nuestro plato listo. Pelamos las patatas y las chascamos en trozos grandecitos (5 cm aproximadamente). Pelamos las patatas y las cortamos en trozos rasgando al final del corte a fin de que vaya perdiendo todo el almidón. Una vez cortadas las añadimos a la Olla junto con las judías verdes.

Judías Verdes Con Patatas

Lávalas bien y reserva en un envase con agua hasta el momento de hervirlas. Puedes cortarlas en trozos o tiras precisamente pequeñas según la receta para la cuál las vayas a usar. Limpia las judías, con un cuchillo, córtales las puntas y con un pelador de verduras, retírales los hilos ubicados a los lados. La primera cosa que haremos será limpiar bien las judías, quitándoles los extremos, las ramitas y las impurezas de las vainas. Podemos escoger entre dejarlas enteras o partirlas en tres trozos.

PASO 1 «Las judías verdes con patatas de la abuela Milagritos» Lavamos judías y patatas. El tiempo de cocción dependerá de si nos gustan considerablemente más al dente o blanditas, pero comunmente cerca de los 20 minutos. Pela los dientes de ajo, córtalos en láminas finas y fríelos en una sartén con 4 medidas de cuchara de aceite. En el momento en que se doren, riega las judías con el refrito, dales un hervor de 2 minutos a fin de que se mezclen los sabores y sirve.

Comentarios De Los Integrantes:

El almacenaje o ingreso técnico que es usado de forma exclusiva con fines estadísticos anónimos. Considerablemente más abajo les dejo el vídeo con la receta pasito a pasito. Por el hecho de que aparte de ser sanísimas, las Judías verdes con patatas son ligerísimas.

sartén

El siguiente paso es hervir la judía y la patata durante media hora. Una vez el agua roma hervir y echemos ambos elementos agregaremos la sal. Se sumaron a este género de nutrición y hacen mucho más fácil su acceso. La primera cosa que haremos va a ser adecentar bien las judías, quitándoles los extremos, las ramitas y las impurezas de las vainas. Tenemos la posibilidad de escoger entre dejarlas enteras o partirlas en tres trozos. Removemos, corregimos de sal, cocinamos todo junto durante 5 minutos y ahora disponemos nuestro plato listo.

Vamos a preparar unas judías verdes al estilo clásico, cocinadas en una olla a fuego retardado con patatas y al final le daremos un regusto sofriendo unos ajos con pimentón. Los ajos hemos empleado unos que habíamos conservado en aceite que le da un sabor mas rico. Añadidas las judías y las patatas, las cubrimos de agua y le echamos un buen chorro de aceite de oliva y algo de sal. Las ponemos a cocer a fuego máximo hasta el momento en que empieze a hervir y en el momento en que eso bajamos el fuego a fuego medio (Al 7 de 9 en mi Vitrocerámica) y lo dejamos a lo largo de 20 minutos.

Mientras que se van cociendo las patatas, en otro cazo vamos cociendo los huevos. Pasado ese tiempo, los sacamos, los pasamos por agua fría, pelamos y reservamos. Lavamos las patatas, las pelamos y las cortamos en trozos de unos dos o tres centímetros chascándolas como si fuesen para un guiso. Las ponemos en una olla con agua fría y las ponemos a cocer a fuego vivo. Pelamos las patatas y las cortamos en trozos rasgando en el desenlace del corte a fin de que vaya perdiendo todo el almidón. Agregamos entonces las judías verdes y finalizaremos el guiso en el momento en que las patatas estén ya cocidas .

El almacenaje o acceso técnico que es empleado exclusivamente con objetivos estadísticos. Para terminar, se agregan las pàtatas fritas a las judias rehogadas, se pican por encima los huevos duros y se sirven. Si hemos comprado demasiadas judías verdes y las queremos congelar, aquí poseemos un producto donde aprendemos aescaldar la verdurapara poder congelarla sin que se oxide.

La Importancia De Obtener Artículos Congelados De Calidad

También las puedes cocer en una medida pequeña de agua con sal. En todo caso hay que dejarlas chorrear muy bien en el lapso de un largo tiempo para que pierdan todo el agua y después el salteado quede seco. Pelamos y picamos la cebolla y ajos y los sofreímos en aceite en una olla. En el momento en que la verdura esté pochada agregamos el jamón o bacon y garantizamos unas vueltas. Añadidas las judías y las patatas, las cubrimos de agua y le echamos un perfecto chorro de aceite de oliva y algo de sal.