Potaje De Garbanzos Y Habichuelas Gurmé

Picar la cebolleta y 2 dientes de ajo. Poner a pochar la primera con un poco de sal en una olla con algo de aceite de oliva. [newline]Añadir el ajo, remover un poco y dejar sofreír unos minutos, vigilando que no se queme. En olla tradicional, deberíamos tirarle más agua y tenerlo al fuego hasta el momento en que los garbanzos estén tiernos. En el momento en que esté bien espumado, cerramos la olla rápida y cuando suba la pesa lo ponemos a fuego medio a lo largo de unos 10 minutos. Después, en la cazuela rápida ponemos primero los garbanzos ya remojados, dos hojas de laurel y algo de perejil fresco.

Escúrrelas, pícalas e incorpóralas a la cazuela. Si no tienes caldo de verduras puedes usar 500 g de agua con 1 cucharada de concentrado de caldo casero. Es una opción alternativa que yo empleo bastante y, la verdad, es que marcha verdaderamente bien por el hecho de que contribuye gusto a los platos. Lo primero es dejar los garbanzos a remojo en abundante agua fría la noche antes, preferentemente unas 8-12 horas, o algunas mucho más. Yo quiero lavarlos antes, y procuro usar una pluralidad local fría de temporada, de calibre pequeño.

Recetas

He elegido verduras de temporada para la preparación de esta receta, espinacas, tomates, judías, zanahorias y puerro. Seguimos la cocción de las verduras con las legumbres durante 1 hora mucho más, o hasta que observemos que los garbanzos está tiernos. En el momento en que la verdura esté blandita, agregamos la zanahoria en dados y proseguimos cocinando 10 minutos mucho más, a fuego bajo.

remojo

En cazuela tradicional, deberíamos tirarle mucho más agua y tenerlo al fuego hasta el momento en que los garbanzos estén tiernos. Pon los garbanzos y las judías blancas a remojo de víspera. Pone abundante agua en una cazuela y en el momento en que empiece a hervir añade los garbanzos y las judías. Sazona, tapa y cocina durante minutos desde el momento en que empieze a salir el vapor.

Potaje De Verduras

Servimos el potaje de habichuelas y garbanzos ardiente. En el momento de cocer los garbanzos, en contraste al resto de las legumbres, se deben cocer desde agua templada para eludir su endurecimiento. Cuécelas en una cazuela con agua hirviendo y una migaja de sal durante minutos.

En el momento en que haya pasado 1 hora 30 minutos de la cocción de los garbanzos, agregamos el sofrito de verduras a la cazuela, las judías verdes troceadas y las espinacas. Mientras se cocinan los garbanzos, en una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la otra cebolla cortada en daditos y los dientes de ajo restantes asimismo troceados. Sofreímos la verdura a lo largo de unos 10 minutos. Las judías verdes que he utilizado para realizar esta receta son de las redondas, tipo bobby. Son considerablemente más suaves y mucho más veloces de cocinar que las planas.

Comencé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi enorme pasión. En esta web quiero comunicar contigo toda mi experiencia, para que gozes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. Aunque podemos adaptar la receta a nuestros gustos o a los productos que encontremos en el mercado. La base es contar siempre y en todo momento con elementos frescos y de la época y cocinar las legumbres con un óptimo acompañamiento.

He seguido los pasos de La Cocina a Mi Forma y el resultado es un potaje exquisito. Almacena esta receta para hallarla considerablemente mucho más de forma fácil en el instante en que la quieras cocinar. Receta de potaje gitano, un cocido preparado por Karlos Arguiñano con garbanzos, alubias blancas, espinacas y huevos acompañado de albóndigas de bacalao. Cierro la tapa de la cazuela rápida y lo dejo unos 12 minutos desde el momento en que comience a salir el vapor.

Incorporamos el puerro troceado y continuamos el sofrito de las verduras 10 minutos más. Lograremos de esta manera, un plato de cuchara de esos que nos hacen disfrutar de la comida sin aportar un exceso de grasa y por ello de calorías. Hablamos de una receta saludable y exquisita, impecable tanto para niños como para mayores. ¿Sabes que en Y el día de hoy qué ingerimos todos tus datos son 100% privados? La intención de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos pedidos no podré responderte ni ayudarte.

Se que hay unas que tienen “al 1”, o “al 2” y cosas de este modo. La mía sencillamente se abre y se cierra y más o menos el tiempo que tardo con los garbanzos es ese. Este potaje de garbanzos y espinacas hay que acompañarlo con pan, pero que sea de calidad.

Cuando lleve una hora, más o menos, añadir unas patatas lavadas, peladas y cataratas. Si las dejamos mucho más tiempo o en piezas mucho más pequeñas casi se fundirán con el guiso, dando más espesor. Salpimentar ligeramente y revisar el nivel de líquido. Estos días de frío viene realmente bien un plato de cuchara como este.