Raya En Caldeirada O A La Gallega

En las matanzas, esta grasa se quita, se sala y se enrolla formando un hatillo con forma de cilindro. Entonces se cuelga y se deja secar en un lugar fresco hasta el momento en que pase el tiempo conveniente para su consumo. Vertemos abundante aceite de oliva virgen plus (3/4 unas partes de un vaso) en una sartén amplia y extensa y calentamos a fuego medio. Añade el diente de ajo con piel, al que habrás dado un golpe con el mango de un cuchillo, y deja que se cocine lentamente mientras se excita el aceite.

Con esta técnica logramos que el aceite tenga más gusto y que los ajos no exploten y ocasionen un estropicio en la cocina. El secreto para el éxito frecuenta recaer sobre el método de dejarla lista que os explico en la receta. Espero que os agrade y la preparéis en casa, ya me contaréis.

Recetas Asequibles

Simplemente de rechupete, de lo mejorcito que tenéis en Galicia. Encontré aleta de raya congelada. Sospecho que no es lo mismo, pero es algo que voy a repetir.

En el momento en que se haya derretido el unto, quita la sartén y deja que se atempere. Colócalo en un bol, añade el pimentón y un chorrito de vinagre. Sirve la raya con las patatas y la cebolla.

Aprende A Cocinar

Es muy importante que el aceite no esté muy caliente porque deseamos que el ajo se vaya friendo pero jamás debe quemarse. Cuando observamos que se van dorando y al mismo tiempo el unto está desintegrado. Retiramos la sartén y dejamos que se atempere.

raya en trozos

Cuando empiecen a estar dorados retira del fuego. Pela las patatas y la cebolla en rodajas de 1 cm precisamente. Volvemos a nuestra cazuela y retiramos el contenido intentando que no se rompan los trozos de pescado ni las patatas.

Elaboración Pasito A Pasito

La organizan de distintas formas como en caldeirada, en empanada, frita, a la plancha o al horno. Está en los fondos arenosos, donde acecha a sus presas, primordialmente crustáceos y moluscos. El tamaño estándar tiende a estar entre los cm y 2-4 kilos de peso. Su temporada de pesca se prolonga entre los meses de marzo y agosto. Es indispensable que el aceite no esté muy candente por dado que deseamos que el ajo se vaya friendo pero nunca debe quemarse. Cuando observamos que se van dorando y al mismo tiempo el unto está desintegrado.

En una cazuela ancha colocamos las patatas y agua con sal hasta cubrirlas sobradamente y dejamos cocer unos 15 minutos (en dependencia del tamaño de las patatas). Mientras cortamos la raya en trozos grandes de unos 180 gr (ésta es la proporción adecuada por comensal) y salamos por los dos lados. Pasado el tiempo de cocción de la patata, incorporamos la raya tan solo dos minutos (es un pescado que se hace velozmente) y apagamos el fuego donde va a poder descansar 2 o 3 minutos. Retiramos con cuidado las patatas, los trozos de cebolla y la raya, que emplatamos en una fuente amplia y extensa. En el momento en que el aceite coja temperatura echamos los dientes de ajo y el dado de unto (si lo habéis conseguido).

No soy especialista en nada, pero sí, aprendiz de todo. Aprende de qué forma se procesan los datos de tus comentarios. Gracias por tus recetas que son de herramienta.

La raya cocida con ajada es un plato habitual en la cocina gallega, con enorme tradición gastronómica. Comencé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado manuales presenciales y clases en academias de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi enorme pasión. Salar la raya y también integrar a la tartera con las patatas. La raya se puede cocinar de muchas formas pero la mucho más famosa es sin dudas con ajada, patatas cocidas y pimentón.