Receta De Mejillones En Salsa Picante De Tomate Y Cilantro

La puedes poner de aperitivo o de plato primordial. Tendrás que elaborar eso sí, un buen pan para mojar esa salsa, por el hecho de que no te vas a poder soportar. Mientras, en una cazuela, añadir la cebolla cortada en brunoise, el ajo y el perejil picado fino y las guindillas al gusto. Si las cocináis partidas, el plato resultará mucho más picante que si las incorporáis enteras.

rápida

Cuando quiero llevar a cabo algo con gusto a mar siempre recurro a las almejas o a los mejillones. El caldo que arrojan al cocerlos es un tesoro lleno de gusto y es perfecto para realizar sopas o paellas. La salsa de los mejillones podéis emplearla en cualquier pescado y también va muy bien para salsear una receta de calamares por servirnos de un ejemplo. Pasados unos 8 minutos a fuego medio, la salsa empezará a espesar, es instante de retirar la guindilla.

A continuación, añadir la salsa y el concentrado de tomate. Ingresar parte del jugo que han expulsado los mejillones. La cantidad va a depender si os agrada mucho más una salsa espesa o semi líquida.

Preparación De Los Mejillones En Salsa De Tomate:

Yo he buscado unos mejillones que sean enormes, vale la pena gastar un tanto más y comprar unos buenos mejillones gallegos, que para mí, son lo mejor que existe. Pero si no lo encuentras o tu economía, no lo permite, siempre puedes comprar un kilo en tu pescadería de seguridad, que para este plato te van a venir genial. Batimos la salsa con la batidora y volvemos a ponerla en la olla y rectificamos el punto de sal.

comprar

Si vamos a utilizar tomate triturado natural, nos vamos a ahorrar el paso y es más cómodo. Pasamos la salsa por el chino y se la incorporamos a los mejillones. Tienes varias recomendaciones de ollas express económicas que le darán un agregado a tus recetas.

Mejillones En Salsa Picante

Mientras, pelamos un tomate carnoso y lo cortamos en trozos tamaño bocado, añadiéndolos al cazo a fin de que la salsa tenga ciertos tropezones. Incorporamos los mejillones abiertos a los que retiramos entre las conchas a la cocción, dejando que se impregnen de los sabores cociendo en el tomate en el transcurso de un par de minutos. Poner una cazuela al fuego y también incorporar el vino blanco. Una vez rompa a hervir integrar los mejillones y el papel de laurel.

Pensando y pensando, al final llegué al relleno que vais a conocer, con mejillones, pimientos y palitos de surimi. Ya solo debemos sentarnos a la mesa y gozar de este sencillo y exquisito mordisco con los nuestros para compartir un instante de felicidad extrema. Si te apetece puedes suscribirte a la web para recibir cada día las novedades en tu correo, puedes hacerlopinchando aquí. Para ver las recetas solo tienes que pinchar en el título de exactamente las mismas, se abrirá la receta completa. La mayoría de los mejillones que compramos en los mercados proceden del cultivo, aunque en ocasiones es viable conseguir mejillón salvaje en algunas zonas ribereñas.

añadimos la cucharada

Recetas de cocina hogareñas y fáciles, pinchos, tapas, entrantes, cocina de vanguardia, cocina tradicional, las recetas de los grandes CHEFS, como combinar elementos. Las Recetas de Bizcocho casero clásico más deliciosas y simples de cocinar, esponjosas y con distintos ingredientes como chocolate, youghourt, etcétera.., que seguramente gustarán y bastante a todos nuestros comensales. Animaos a preparar alguna, seguramente no les defraudarán.

Sobre el tomate, agregamos 4 medidas de cuchara de vino blanco y otras 4 de los jugos de abrir los mejillones. Removemos y llevamos a ebullición, dejando que reduzca unos minutos. Llevar a cabo esta receta de mejillones con tomate picante es simple y rápida. Yo lo que hago es comprarlos ahora limpios y cocidos, pero frecuentemente he comenzado por limpiar y “abrir” los mejillones.

Receta De Pollo Asado Relleno De Manzana, Pasas

También al gusto se puede triturar la salsa y pasar por un colador chino. Como os afirmábamos arriba es esencial que los mejillones sean frescos y de calidad. Desecha los que estén libres, y tengan la concha rota, y escoge mejillones gallegos, ideales por su sabor.

Para la receta de el día de hoy, vamos a partir de una salsa de tomate frito casero que vamos a ir enriqueciendo con condimentas y condimentos. Hay infinidad de maneras de cocinar el molusco más consumido en este país. Los mejillones en salsa picante son un plato delicioso de sabores intensos.

Dejamos a fuego medio 8 minutos hasta el momento en que la salsa comience a espesar. Limpiamos bien los mejillones con un estropajo de aluminio y un cuchillo para sacar las barbas. Ponemos en una cazuela bastante amplia un vaso grande de agua, algo de sal y la hoja de laurel. Napar los mejillones y adornar el plato con perejil.

Elaboración De Mejillones Con Tomate En Salsa Picante

Si los adquirimos ahora cocidos y limpios, hay que reservar del mismo modo el agua que traen. Toca la palabra INSTAGRAM destacada y podrás subir tus fotografías de los platos que cocinas y etiquetarme, en relación lo vea las veré y podré ofrecerte mi opinión. Nos encontramos frente a una receta que podemos poner en multitud de oportunidades.